Historia de las 500 M

Historia de las 500 M 2019-02-18T21:01:10+00:00

Las 500 Millas de Indianápolis nació y se desarrolló para ser un referente de los Espectáculos Deportivos y en especial para los eventos de Competiciones del Motor. Como todo los grandes emprendimientos cuenta en su historia con controversias, misterios, tragedias y proezas.

Brillante Invento. En 1911, el ganador RayHarroun con un MarmonWasp, además de ser recordado como el primer ganador de las 500 Millas, se le recordará por el brillante invento nunca antes implementado: el espejo retrovisor. Ese hoy sencillo artilugio le facilitó el triunfo: saliendo desde la posición 28ª de los 40 participantes, que hasta hoy en día ostenta el récord -conjuntamente con Louis Meyer (1936)- en ganar la Clásica 500 desde la posición más retrasada de salida. En esa ocasión empleo 6.42:08 Horas a un promedio de 74,602 Km/Hora para completar 200 vueltas equivalentes a 500 Millas.

Ganadores. Aunque pasó a la historia como el primer ganador, cabe acotar dos atenuantes: El equipo Nordyke&Marmon Company estaba compuesto de dos coches conducidos por Joe Dawson, RayHarroun y Cyrus Patschke inscrito como relevo que alternó treinta y nueve vueltas con Harroun y otras tantas con Dawson. El segundo atenuante y el más controvertido fue que el verdadero ganador fue Ralph Mulford: fue él quien cruzó la línea de meta en la primera posición, pero circunstancias como la imprecisión del método de medición en los tiempos y un accidente en los finales de la carrera, que entorpeció la libre circulación en pista, complicaron el verdadero resultado,dando como ganador al día siguiente a RayHarroun.

Vaso de Leche. Louis Meyer fue el primero que gano en su debut (exceptuando los de la primera edición) y en lograr la trilogía, en su segundo galardón al cruzar la línea de meta pidió un vaso de leche para festejar  el triunfo.
Cuando repitió, su tercer titulo en el ´36  volvió a solicitar un vaso del lácteo, pero a cambio recibió una botella de suero de leche (muy usual en el sur de USA).
Un hábil fotógrafo inmortalizo  el momento en el que bebía de la botella sostenido con dos dedos, los otros tres los mantenía abiertos en alusión a sus tres triunfos.
Un ejecutivo de la compañía local de productos lácteos vio la oportunidad de marketing en la imagen y  se aseguro que se repitiese en los próximos años; exceptuando un periodo (1947 – 55) que al parecer no se ofrecía ya, pero la practica se reavivo en 1956  hasta el presente a excepción en  el ´93 que Emerson Fittipaldi en su segunda conquista lo festejo con jugo de naranja, justificado por que él era  productor del  cítrico en Brasil pero no dejo de tomar  de la  tradicional botella de leche, eso sí fuera de cámaras.

Solo para 33. Después de la primera edición el AAA (Asociación Americana Automóvil) ente regulador  en esa época  asigno una formula para limitar el número de participantes, basado en la relación entre la longitud total del Ovalo (2,5 Millas) y la distancia de seguridad entre coche y coche de 121,92 metros.
Sin embargo de 1912 a 1914 se opto para 30 Automóviles, pero a partir de 1915 se implemento la limitación en 33 vehículos.
Ha habido numerosas ocasiones entre 1916 y 1928  que el número permitido se aumentó durante los años de la depresión a 40,
el máximo fue en el ´33 con 42 automóviles.
Pero a partir de 1934 el máximo fue desde entonces en los 33, exceptuando por circunstancias atenuantes a 35 en las ediciones de 1979 y 1997.
La proeza de entrar en la lista de los 33 es ya una Victoria, lógicamente para el ganador la Gloria, pero también hay una historia y entresijos no menos importante, guardados en la memoria de cada uno de los que intentaron clasificarse entre los treinta y tres elegidos y que nunca pudieron, Pilotos, Equipos Mecánicos; les queda como consuelo que al menos rodaron en el Mítico Ovalo.

Las velocidades vertiginosas que se experimentan en el ovalo son infartantes para cualquier mortal. Ya en 1911 las 74,602 Millas la Hora por Ray Harroun eran velocidades impensables para la época.
Extraoficialmente Arie Luyendyk recorrió las 2,5 millas aun promedio de 385,052 Km. la Hora (239,26 Millas) en las clasificaciones del ´90. Tom Sneva, fue el primero en superar la barrera de las 200 millas la vuelta en las Clasificaciones en 1977 a un promedio de 200.535 Millas la Hora.
Oficialmente desde 1990 el promedio de velocidad en recorrer las 500 Millas fue de 185,981 Millas la Hora logrado por Luyendyk era quien ostentaba el record y fue batido recién en 2013 por Tony Kanaan a una velocidad promedio de 187,433 Millas la Hora (301.644 Km. la Hora); Aunque Eddie Cheever (1996) ostenta el record de vuelta en carrera en 236,103 Millas la Hora (379,971 Km. /Hora).

Tragedias. Juan Manuel Fangio dijo una vez: Correr es vivir. Pero aquéllos que murieron mientras estaban corriendo supieron tal vez, cómo vivir más de todos los otros. La tragedia también escribió parte de la historia de Las Indy 500 un total de 41 conductores perecieron en el Brickyard, 18 en plena carrera y 23 en entrenamientos y clasificaciones.

Sweepstakes. Originariamente hasta 1916 se publicito como International 500 Milles Sweepstakes Race  “500 Millas Carrera Lotería Internacional” sin embargo los lugareños ya le llamaban Indianápolis 500 ó Las 500.
1919  se promociono como Internacional Sweepstakes  “Loterías Internacionales” nombre que se utilizo hasta los ´80.
65th Indianápolis 500 Mille Race fue el nombre oficial que se utilizo partir de 1981 hasta el presente.
Como gesto Histórico en Conmemoración de la Era Centenaria (2009- 2011), en las entradas se imprimió 93rd 500 Milles Interantional Sweepstakes.

Formula 1. La trascendental cita no paso desapercibido para la Formula 1, en la década del cincuenta, formaba parte del Campeonato que otorgaba puntos para el Mundial de Conductores. Pero no hasta 1965 el genial constructor británico Colin Chapman con un Lotus Ford conducido por Jim Clark fueron los primeros no estadounidenses en ganar las Sweepstakes 500. Al año siguiente logro la misma proeza otro legendario: Graham Hill con un Lola Ford, también británicos.

El trofeo Borg Warner es uno de los trofeos más codiciados en el Mundo del Deporte, que se le otorga al ganador de cada 500 millas de Indianápolis desde 1936.
La iniciativa fue realizado por la empresa Borg Warner Company un año antes y fue presentado en una cena a Eddie Rickenbacker (ver: Historia de IMS), declarando oficialmente el trofeo como un reto de gloria y tradición para el vencedor del legendario evento.
Fabricado en Plata y la originalidad de esta obra de arte es que en su superficie esta grabado todos los rostros de los ganadores desde la primera edición. Es el trofeo más antiguo en el deporte del motor, incluso Louis Mayer (el primero en recibirlo) lo comparo con la Medalla Olímpica.
Junto con el Trofeo Borg Warner el ganador recibe un cheque de una cantidad no muy corriente. Emerson Fittipaldi fue el primero en superar la barrera del Millón de Dólares en 1989. Scout Dixon en 2008 se embolso 2.988.055 Dólares.
La primera Mujer en participar en las 500 fue Janet Guthier (1977-1979) en la edición 2009 tres mujeres formaron parte de la salida: Sarah Fisher, Dánica Patrick y Milka Duno. La famosa frase “Caballeros Enciendan Sus Motores” se modifico por Ladies and Gentelmen Start Your Engines.

En Indy 500 todo tiene un porqué, creando costumbres y tradiciones que con los años, esas curiosidades se transformaron
en Mitos y Leyendas que año tras año en el mes de mayo van engrosando la fabulosa Historia de las 500 Millas de Indianápolis.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra politica de privacidad, pinche el enlace para mayor información.

pc ACEPTAR
Aviso de cookies